Oddó, quien ya había estrenado un disco anteriormente, “Bando N°1” en 2013, regresa a la música con un trabajo que lo sitúa en un nuevo nivel de maduración musical con canciones estructuralmente pop, pero que no lo aleja de su gusto por experimentar en diversas corrientes musicales.

“Mi acercamiento con la música es bastante testimonial. “Ecce Homo” toca aspectos de la vida que están relacionados con mi propio andar, constatando las cosas que me han pasado y al mismo tiempo expresando una opinión. Esto no quiere decir que esté alineado con un determinado estilo de musica o de algún texto en particular, ya que toco temas que veo y que repercuten en mí, como el amor o los movimientos sociales, etc”

Para Oddó este nuevo disco es un pariente de Bando n°1, su anterior placa, dado que es una búsqueda de mezclas, de autodefiniciones personales, pero conjugadas con un retrato de lo que observa en lo cotidiano.

En este viaje, los estilos eclécticos más el Rock, el Rhythm and Blues, el Hip-Hop, el Funk y el Folklore, son parte de los sonidos que comprenden “Ecce Homo”.

“Todas estas influencias sonoras son el producto del resultado por lo que me ha tocado vivir. Tienen un carácter testimonial que no tiene que ver solamente con el fondo, sino que con la forma. Creo que son las experiencias las que nos van dando la luz o las que van filtrando lo que ya es menos necesario. Mi madurez musical está en un continuo proceso”, finaliza.