“Antártica” marca su retorno al formato físico de disco, tanto en formato CD como vinilo. Este álbum que fue producido por Mowat (Los Accidentes del Futuro) y grabado en Santiago, en los subterráneos de La Tienda Nacional de calle Merced, para luego ser mezclado en Berlín.

“Es un disco basado y compuesto en una guitarra clásica, al que luego se le suma la batería de Ítalo Araúz (Matorral), y sintetizadores. El resultado es bastante inesperado, un punto medio entre la canción acústica y la desproporción digital. Un amigo lo escuchó y me dijo que era como el disco de un huaso que escuchó Radiohead”Describe Leo Quinteros.

El autor advierte que las once canciones que componen el disco son muy distintas a su trabajo anterior: “Son escenas mucho más íntimas, un poco oscuras, pero que a su vez brillan. Si fueran una película sería una de Lynch”.